LA EVOLUCIÓN DE LA MUJER PERUANA

Escrito por Cesar Sanchez Martinez. Publicado en Marzo 2019

Consumo. A nivel nacional, el 52% calza con el perfil de mujer moderna que valora tendencias saludables, pero a las marcas aún les falta conocerlas.

POR: CLAUDIA INGA MARTÍNEZ

La mujer peruana ya no es la misma, ha cambiado mucho, más aun, desde los albores del nuevo siglo.

La progresiva reducción en el número de hijos por familia (de cinco a dos, como promedio nacional) –por un mayor acceso a métodos anticonceptivos–, ha permitido que hoy en día la mujer tenga más tiempo para estudiar, trabajar y entrar con más fuerza a otros espacios, sostiene Ana Lucía Navarro, gerenta de cuentas de Arellano.

De acuerdo con la consultora, hasta el 2017, el 51% de la población universitaria en el país estaba compuesta por mujeres, quienes ya representaban el 44% de la población económicamente activa (PEA). Y al 2025, podrían alcanzar el 50%, estima Navarro.

Si vemos el aspecto salarial, el ingreso promedio de las mujeres se ha incrementado en los últimos siete años (ver infografía). ¿A qué se debe? Según Arellano, este aumento responde a que cada vez son más las mujeres que ocupan cargos directivos. Pero tampoco debemos olvidar que durante este lapso de tiempo, la remuneración mínima vital también se incrementó.

Así, ante las mayores ocupaciones de la mujer, claramente más empoderada, sus estilos de vida se han transformado.

En los últimos dos años, los estilos de vida que más crecieron fueron los perfiles de mujer moderna (52%)y sofisticada (11%), mientras que la conservadora se redujo a casi la mitad. Un resultado que ha incidido y sigue impactando en sus hábitos de consumo.

¿QUÉ BUSCAN?

Las mujeres, sobre todo las de perfil moderno, buscan productos que les brinden practicidad, están dispuestas a probar diferentes productos y marcas, ponderan la calidad sobre el precio y adoptan tendencias.

“Ahora son más infieles con las marcas, están dispuestas a experimentar más. Quizá sucede un poco menos en el caso de las mujeres con un perfil conservador, pero también lo hacen”, refiere la ejecutiva.

En los últimos dos años, además, las consumidoras se han vuelto mucho más exigentes con los productos que adquieren. De acuerdo con Arellano, en alimentos –por ejemplo–, después del precio, entre los atributos que más valoran resaltan su propiedad como saludable (segundo lugar) y el sabor (tercera posición), desplazando el rendimiento y la marca, características que antes priorizaban.

Navarro explica que las mujeres ahora cuentan con mayor acceso a la información, por lo que buscan productos más saludables. Una tendencia que se ve reforzada con los cambios relacionados con la Ley de Alimentación Saludable.

REAL FOCO EN ELLAS

Si bien varias empresas y categorías se han esforzado para conectar con las nuevas necesidades de la mujer peruana actual, para la gerenta de cuentas de Arellano también existen varias oportunidades que no se están aprovechando.

La categoría automotriz es un claro ejemplo. “Esta categoría está muy enfocada en el hombre. Y las mujeres que quieren comprar autos no encuentran soluciones a sus necesidades ni una comunicación dirigida hacia ellas”, llama la atención.

Para este caso en particular, crear diseños y un ‘speech’ de ventas focalizado, son los retos pendientes.

Lo mismo sucede con las bebidas. Navarro recuerda que aunque se intentó crear cervezas para mujeres y una comunicación dirigida hacia ellas, ambas cosas no funcionaron. ¿Cuál fue el problema? Según refiere, hace falta conocer e investigar mucho más sobre lo que busca una consumidora para brindarle un producto que satisfaga sus necesidades. Además de identificar las ocasiones de consumo reales que tienen como mujeres modernas.

“Las empresas tienen que ser más cercanas a la mujer en su comunicación, hablarles a ellas. Muchas no logran identificarse con las marcas, porque utilizan estereotipos. Además, podrían identificar los formatos que ellas necesitan, como ha sucedido con formatos ‘retail’ especializados”, explica a Día1.

EL APUNTE
------------------------------------
En el 2025, las mujeres podrían alcanzar el 50% de la PEA.
------------------------------------
Las consumidoras modernas hoy son más infieles a las marcas, están dispuestas a experimentar más.
------------------------------------

FUENTE: DIARIO EL COMERCIO - DÍA 1 
POR: POR: CLAUDIA INGA MARTÍNEZ
DÍA: LUNES 4 DE MARZO DEL 2019
PAG: 4