EXCESOS EN LAS REGULACIONES IMPULSAN LLEGADA DE NUEVOS ACTORES NO REGULADOS

Escrito por Cesar Sanchez Martinez. Publicado en Octubre

Joel Siancas Ramírez, presidente del directorio de la Caja Sullana.

Cuidado con la usura en las “microfinanzas”

En el mercado de las microfinanzas están apareciendo algunas organizaciones, que por el momento no son reguladas, que están promoviendo la usura, deteriorando sanas carteras y buenos mercados, advierte el presidente del directorio de la Caja Sullana (Perú), ex presidente de la Federación Peruana de Cajas Municipales de Ahorro y Crédito, y principal referente de las microfinanzas peruanas en América Latina.

Joel Siancas cree que las normas tienen que adaptarse a la realidad vigente de las sociedades y que los programas de inclusión financiera deben ser promotores del cambio social.

Lo que sí no puede suceder es que, por exceso de regulación o regulaciones mal entendidas, como el tema de control de tasas que al final limitan el crecimiento de las instituciones, generan mayor riesgo que afectará a las instituciones. ¿Por qué? Porque generalmente en los entes supervisores está muy presente que todo tiene que hacerse desde la perspectiva de un esquema corporativo, olvidando que en diversos países el nivel de informalidad es alto. Por ejemplo, el Perú tiene un 70% de informalidad y es una de las naciones donde no se puede aplicar todo desde la percepción corporativa.

“Tenemos que adaptarnos a esos clientes que viven y trabajan en informalidad, pero asegurarnos con controles en la originación de los créditos, promocionando al mismo tiempo la educación financiera”, agrega.

No se puede tratar a todos como si fuera el clásico banco que atiende a sus clientes. De lo contrario, ello tendrá como resultado el alejamiento de los clientes, aumentando de esta manera una mayor informalidad y otras prácticas desleales en el otorgamiento del crédito como la usura. Ya están llegando instituciones que practican la usura en contra del crecimiento económico o aprovechándose de la necesidad del cliente.

Esta nueva realidad que está llegando a América Latina, obviamente que está presente en el Perú, se combina con otra práctica que es la imposición de estigmas en las personas, quienes, al recibir un crédito sin análisis o controles más rigurosos, le generan un serio problema.

No se debe vender crédito por vender, sino que se requiere un análisis para ver el historial de pagos de la persona, y así se evitaría algunos problemas. Hay que orientar a las personas correctamente y explicarles qué es un crédito. Se debe recordar el problema que se generó por el exceso de tarjetas de créditos colocadas, sin previo análisis por parte del asesor de negocios.

Hay muchos temas que se deben ir trabajando, no sólo por el lado del control, sino por el lado de la facilitación y comprensión ante el cliente. Esos temas se deben trabajar con los reguladores.

Siancas recuerda que había muchos clientes buenos que al final fueron afectados por esas “facilidades” que recibieron, deteriorándose el historial crediticio de muchos clientes.

Desde esta perspectiva, el liderazgo peruano en el ámbito de las microfinanzas no sólo depende de un actor, sino de otros aspectos como el riesgo-país y supervisión que al final pueden generar limitaciones al crecimiento. Un exceso de regulación significa dejar el negocio a los usureros o promover la creación de mercados que no serán regulados y que capten y manejen diversos créditos como ocurren ya en algunos lugares, incluyendo aún los ahorros.

“La realidad nos demuestra que alguien se nos está acercando y que está construyendo un mercado sin normas ni leyes”, advierte Siancas Ramírez.

Todos en la industria microfinanciera deben reflexionar y hacerse la pregunta “¿Qué está sucediendo?” revela Siancas Ramírez. Las respuestas deben partir desde las mismas microfinancieras y organizaciones gremiales, y del regulador para analizar qué es lo que está sucediendo y no sólo verlo con los ojos de microfinanciero. Porque de ser así, muchas personas que ahora son clientes de las microfinancieras no calificarían. Pero sí se miran como personas potenciales que tienen grandes oportunidades, que al ser evaluadas y cumplen con sus pagos, entonces irán aprendiendo una correcta educación financiera. Por lo tanto, tampoco caerán en manos de los usureros.

Pero al darnos cuentas que varios clientes recurren a los usureros que están apareciendo por ahí, debemos preguntarnos, que algo está sucediendo, razón por la cual no hay control y estamos perdiendo clientes, que al final también formarán parte de los no bancarizados. Si algo está pasando, entonces, según Joel Siancas, algo se está haciendo mal.

AVANCES
Asimismo, el Perú debe seguir siendo un referente de las microfinanzas para los países del mundo, revela Joel Siancas Ramírez, presidente del directorio de la Caja Sullana y ex presidente de la Federación Peruana de Cajas Municipales de Ahorro y Crédito.

El alto ejecutivo admite que hay un desarrollo grande en los países que están liderando la industria microfinanciera en América Latina y que figuran en el Microscopio Global.

Hay varios aspectos a tomar en cuenta que están presente en la industria microfinanciera, como el combate de la pobreza, la eliminación de la usura, la mejora en la atención al cliente, pero todo ello está vinculado con el control de las entidades. Siancas observa un avance en los últimos años que se traduce en más personas atendidas.