¿CÓMO GENERAR CONTENIDOS EN LAS REDES SOCIALES?

Escrito por Cesar Sanchez Martinez. Publicado en Febrero 2020

Presentarse o promocionar un producto o servicio en las redes sociales requiere de cierta habilidad, conocimiento y hasta experiencia. Hemos encontrado que uno de los problemas recurrentes de los emprendedores, a la hora de interactuar con su público en las redes sociales, es que no saben por dónde empezar y si lo hacen ignoran cómo sostenerse en el tiempo. Nuestra experiencia en más de cinco años trabajando con diversos productos y servicios en las diversas redes sociales nos revelan que muchos emprendedores hacen los esfuerzos de tener cierta presencia en las redes, pero sólo se quedan en esfuerzos, porque los resultados no son óptimos. Es más, apostamos a que, si el interesado es un emprendedor o está pensando serlo, seguramente se encuentras en alguna situación embarazosa y cree que no logrará los objetivos planteados. Veamos algunos casos:

  • El negocio debe tener presencia en las redes sociales, pero no existe una idea clara en cuáles redes debe estar, ni qué comunicar y dónde hacerlo, difícilmente lograrán objetivos concretos.
  • También si no hay ideas de cómo estructurar esa presencia digital, o las ideas se agotan rápidamente, tampoco se alcanzarán metas.
  • Si no hay tiempo para armar la comunicación en redes sociales porque se está ocupado en puntos más importantes del emprendimiento, no habrá espacio para la comunicación digital.
  • Tal vez el negocio está en las redes, hay comunicación de vez en cuando, pero el público no crece demasiado ni se logra la interacción que quisiera, entonces existe un problema serio.

Bajo estas premisas es necesario que se sepa que las redes sociales son en la actualidad lo que en los años 40 fue la radio, y en los 50 y 60, la televisión. Todo el mundo está allí. El cliente está allí. Así que no lo veamos como algo opcional de lo cual se puede prescindir. Hay que estar ahí y tomarlo muy en serio.

Pero tampoco sirve de nada estar por estar, postear un día y desaparecer por semanas, o tener presencia en redes en las que no está el público objetivo. La idea es que sepan dónde están, enfocarse en esos canales y tener un plan para generar contenido y distribuirlo organizadamente, de manera que se mantenga una comunicación fluida y constante con la audiencia. Se debe tener presencia solo en los grupos donde se interactúa. Las redes son como los libros, hay buenos y malos. No todas las redes sociales convienen.

Lo bueno, lo malo y lo feo

de las redes sociales

El mundo y la tecnología están cambiando demasiado rápido. Lo que hace un par de años era la sensación del momento, ahora no lo es. Hay redes que en la actualidad ya son obsoletas. Es muy difícil llevarle el ritmo y saber cuáles son los mejores canales para mostrar el negocio a las personas correctas.

Teniendo claro el rol que juegan dentro del proceso,  será más fácil detectar cuáles son las más adecuadas para el negocio y cómo usarlas en favor del mismo.

Ya sea que se está comenzando a incursionar en este fascinante mundo del márketing digital, o que ya se dado los primeros pasos sin obtener los resultados que se esperaba, esto es lo que se tendrá que hacer para generar contenido permanente y de calidad sin morir en el intento.

Se verá que no es una tarea menos agobiante y más divertida de lo que se cree, y que puede ser muy efectiva, si se realiza adecuadamente.

Si ya se conoce al cliente ideal a fondo y se sabe qué necesita, esta parte será fácil, porque de lo que se trata es de identificar qué tipo de contenido puede ser relevante para su audiencia y que pueda ser percibido como valor.

¿Qué quiere decir esto? Que no todo contenido funciona para el público que se tiene. Por eso la idea no es copiar contenido a mansalva “porque a otro le funciona”. Piense que ese “otro” puede tener un tipo de cliente ideal diferente al suyo, aun cuando sea del mismo rubro; puede que esté en otro ámbito, con otros intereses, o simplemente buscando otras cosas.

Entonces, la idea es que detectes qué están buscando los seguidores, los potenciales clientes, qué se cree que les gustaría recibir. Para descubrir esto se necesitará investigar.

Es importante fijarse en las preguntas se hacen, qué comentan en los posteos (propios o de la competencia); ingresar a foros, a páginas de Facebook similares, descubrir qué están necesitando que poder ayudarlos en sus necesidades. Si ya se tiene seguidores, preguntarle directamente qué les gustaría recibir de la marca. Recordar que Facebook no es sinónimo de redes. En la actualidad hay más de 300 redes de todo tipo y diversos públicos.

Una vez que has identificado esto, recién se está en capacidad de generar contenido ajustado a las necesidades del cliente y basados en unos ejes centrales que llamamos “verticales”, y que básicamente son muy importantes.

Ello supone un proceso de producción. Es decir, hablar del proceso de producción, el backstage o detrás de escena de la preparación del producto o servicio. Todo lo que pueda transmitir los valores, personalidad y diferenciales de la marca.