MODERNO MÁRKETING PARA MICROFINANZAS

Escrito por Cesar Sanchez Martinez. Publicado en Mayo 2018

Nacen nuevas herramientas de gestión para las IMF

¿Es posible soñar con un mundo financiero solidario, menos egoísta y codicioso?

Ayer parecía que no, hoy parece que sí. Los microcréditos, más conocidos globalmente a través de las microfinanzas necesitan de herramientas de especialización empresarial; una de ellas es el márketing.

El márketing se escucha con frecuencia en el mundo empresarial y personal. Tiene varios significados, todos relacionados a la comercialización, mercadeo, comportamiento del consumidor, satisfacción de las necesidades de los clientes y posicionamiento de una marca.

El márketing es la estrategia empresarial que se utiliza para identificar nuevos clientes, segmentos de mercado, posicionar un producto o servicio en la mente del consumidor y vender productos y servicios.

Su principal función es la satisfacción de las necesidades del cliente, usuario o consumidor, por lo que toda organización o empresa debe orientar sus esfuerzos a ello. Esta estrategia se empleará pensando siempre en el consumidor como única forma de sobrevivencia en el mercado y las microfinanzas no escapan a ello.

¿Qué entendemos por márketing microfinanciero?

El márketing microfinanciero es la denominación de los servicios financieros dirigidos a personas con bajos ingresos y nuevos emprendimientos. Una de las características de estos consumidores es que no han tenido acceso al sistema bancario tradicional porque, en su mayoría, no cuentan con un empleo tradicional, un sueldo documentado, propiedades regularizadas, capacidad de ahorro y una cultura emprendedora, siendo un alto riesgo atender este segmento económico.

Recordemos que el objetivo de las microfinanzas es servir a personas y empresas emprendedoras, que no son atendidas por el sistema financiero tradicional, con nuevos productos y servicios como los microcréditos, que llegan a los lugares más profundos de la costa, sierra y selva como una alternativa de solución a la pobreza de un pueblo.

El márketing microfinanciero lo presentamos en dos partes. Primero, dirigido a los emprendedores que son los primeros actores, aquellos que tienen actitud de cambio, de superación, que tienen la capacidad de desarrollar un espíritu emprendedor y están a lo largo y ancho del país.

En segundo lugar, está el dirigido a los facilitadores, los intermediarios microfinancieros que vienen desarrollando un producto crediticio microfinanciero, elaborando una estrategia de penetración en diversos mercados. Esta estrategia consistirá en orientar el crédito solidario, que ya es un producto existente, hacia el mercado objetivo actual que tiene el producto. Debido a que es un mercado en crecimiento, no todas las personas tienen conocimiento de este crédito.

Sabemos que las microfinanzas en el Perú tienen una trayectoria de más de 30 años y que es un ejemplo para muchos países en el ámbito mundial.

Desde la perspectiva del Grameen Bank, fundado en 1976 en Bangladesh, hay ahora una herramienta que está extendiéndose en el mundo y está basada en una metodología en la que pequeños grupos de prestatarios o solicitantes de préstamos (típicamente entre 3 y 10 personas), proporcionan garantías mutuas, como respaldo por los créditos obtenidos. El acceso a préstamos subsecuentes está en dependencia del pago puntual de todos los miembros del grupo.

Se sigue la estrategia central de conformar bancos cooperativos que se enfocan en el alivio de la pobreza. Bueno, en realidad, esa experiencia es conocida en el Perú desde hace muchos años, conocidos ahora “bancos comunales”.

Sin embargo, esta experiencia ha servido y sirve para emular otras acciones, siempre en el mundo de los emprendedores y el cooperativismo. El márketing ayuda a fomentar nuevos conceptos en la industria microfinanciera que a su vez, son ejes de desarrollo e inclusión social.