SIGUE CON BAJA MORA, LOGRA METAS Y FORTALECE LA MARCA “LA CAJA DEL PERÚ”

Escrito por Cesar Sanchez Martinez. Publicado en Noviembre

Jorge Guillermo Solís Espinoza, presidente de la Caja Huancayo.

EXPECTANTE POSICIÓN DE LA CAJA HUANCAYO

Haciendo una evaluación de los principales indicadores y los portafolios que manejan, la Caja Huancayo, está ubicándose en una posición bastante interesante en el sistema de cajas municipales de ahorro y crédito.

Este año ha sido muy bueno para la institución, no obstante, haber sido un poco difícil para todos los negocios, por el impacto del llamado “Niño costero” y por las consecuencias de la crisis de la economía internacional sacudida por los hechos de corrupción, reveló el presidente de esa institución Jorge Guillermo Solís Espinoza.

El líder de la caja huancaína destacó el trabajo de la gerencia mancomunada y de los colaboradores, quienes con el respaldo del directorio está logrando las metas propuestas. La democratización del crédito ha sido clave para llegar a los diversos emprendedores del país, y en forma particular de las regiones del centro. Desde que empezó sus operaciones hace casi 30 años, la Caja Huancayo se ha constituido en un importante instrumento financiero de desarrollo económico, siendo el objetivo estratégico, la democratización del crédito a sectores tradicionalmente marginados por la banca tradicional.

La Caja Huancayo continúa con la menor tasa de morosidad de todo el sistema. Las cifras del primer semestre revelan un ROE de 21.5% y es muy probable que se mantenga en esa posición al final de año. Posee también el mayor ratio de la rentabilidad del activo, es decir el ROA. Eso se debe al trabajo planificado y organizado, donde todos los colaboradores se han comprometido a fortalecer el crecimiento de la organización.

También tiene una de las más altas calificaciones según las clasificadoras de riesgos. Con cerca de 300 mil clientes en créditos, lo que constituye una fortaleza de acuerdo con el tamaño de la organización. Posee más de 120 agencias en todo el país y continúa ofreciendo oportunidades de desarrollo a los sectores menos favorecidos de la sociedad. Por el trabajo realizado por la gerencia mancomunada en los últimos años, se ha convertido en un referente en la industria de las microfinanzas en el ámbito nacional.

Tiene más de 2,600 colaboradores, quienes encuentran en la Caja Huancayo su hogar laboral que les permite desarrollar su habilidades profesionales y técnicas, así como obtener ingresos decorosos para el progreso de sus familias.

Registra un importante crecimiento en cuanto a las colocaciones, donde bordea el 30% de crecimiento anual, mientras que en captaciones han superado la meta del 45% de crecimiento anual. El buen desempeño de las colocaciones y captaciones de la institución es apropiado enfatizar que Caja Huancayo posee los indicadores de rentabilidad más altos dentro del Sistema de Cajas Municipales de Ahorro y Crédito.

Para Jorge Solís, poseer el mejor ratio de mora en el país, que lo tiene desde hace seis años, evidencia un trabajo responsable en la gestión del riesgo crediticio que es una de las fortalezas más sólidas de la institución, así como la utilización de una moderna tecnología crediticia, que permite la identificación, evaluación, tratamiento, control y monitoreo de los riesgos a los que se halla expuesta la cartera crediticia.

Uno de los rubros más importantes para la Caja Huancayo es el crédito a la microempresa, proveyendo de esta manera, el capital en trabajo para la adquisición de bienes de capital, comercio, producción y servicios.

Con el objetivo de obtener la confianza de los clientes y satisfacer sus necesidades, la Caja Huancayo se inspira en la propuesta de contar con productos acorde a sus necesidades, con procesos simples y acompañamiento permanente, enmarcado en un servicio con rapidez y buen trato.

La Caja Huancayo, busca hacer de la Incontrastable y de toda la zona central del país, una ciudad productiva y moderna, impulsando su desarrollo, fortaleciendo la economía de los pobladores y para ello, realiza grandes esfuerzos para que los emprendedores de la microempresa cumplan eficientemente sus funciones de producción y distribución de bienes, servicios

Todos estos buenos resultados, sirven en última instancia, una inversión para el pueblo de Huancayo, donde las utilidades se usan para obras de bien social y hacer de la organización, la “Caja del Perú”.