CAJA CUSCO Y LA IMPORTANCIA DE SU COMPROMISO CORPORATIVO CON EL MEDIO AMBIENTE

Escrito por Cesar Sanchez Martinez. Publicado en Julio 2019

Caja Cusco es una marca que destaca no solo por sus excelentes resultados financieros sino porque actualmente viene trabajando la sostenibilidad como un modelo de gestión tanto en sus proyectos administrativos como de negocios.

Muestra de ello, fue la distribución de artículos promocionales ecoamigables en la última edición de las Fiestas del Cusco, donde se logró reducir considerablemente el plástico de un solo uso y fue reemplazado con materiales reutilizables, útiles y de muy buena calidad; sumándose así a la campaña #MenosPlásticoMásVida impulsada por el Ministerio del Ambiente con quienes se llegó a los mercados más importantes de la ciudad del Cusco para capacitar a comerciantes para reducir el uso del plástico.

En esa misma línea, comprometidos con el cuidado del medio ambiente y la sensibilización a la población, Caja Cusco vienen distribuyendo a sus clientes y colaboradores prácticas bolsas de tela con un diseño inspirado en las productoras de la Capital Nacional del Pan, Oropeza; ubicada en la provincia de Quispicanchi.

Para Caja Cusco, esta bolsa tiene un doble valor, ya que se sensibiliza en la reducción del uso del plástico, que tanto impacto negativo genera en nuestro planeta, y además se trabaja un segundo Eje de Responsabilidad Social, que es el Apoyo a los Emprendedores, ya que para la confección de este producto se coordinó con la Asociación Opción Verde, conformada por estudiantes de la Universidad San Antonio Abad del Cusco, quienes además de promover conciencia ecológica a través de sus productos, se han asociado con productores locales para la confección de sus bolsas a mayor escala, generándose así un mayor aporte en la cadena valor.

Otra de las novedades que Caja Cusco puso en marcha este año a través de su gerencia de Marketing fue la instalación de un punto ecológico en una de las plazas más vistosas de la ciudad imperial, donde los pobladores cusqueños llevaron botellas de plástico y las canjearon por prácticos monederos y bolsas cambrel, en una cantidad de 3 mil y 2 mil respectivamente, ello con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia del reciclaje, logrando recolectar 52 kilos de botellas que fueron entregadas a la Asociación de Recicladores del distrito de Wanchaq, dinamizando así la economía de este grupo de trabajadores formales y la de sus familias.

Para una entidad financiera, ser una organización con responsabilidad social y ambiental significa contar con un compromiso corporativo y Caja Cusco no está ajena a esta consigna.

Caja Cusco, pensando siempre en tí.